Flores rehogadas. Las flores de hoy rehogadas con bacalao dorado

- - Compartiendo conocimiento

Tuvimos la suerte de que Iñigo Segurola, de Lur Paisajistak,  entusiasta amigo de la casa, nos sugiriera utilizar en la cocina el lirio de un día, una flor que se abre por la mañana, estimulada por los primeros rayos de sol, para sucumbir por la noche, desprendiéndose de la planta y cayendo para ser devorada por insectos y lombrices.

Recogíamos estas flores de buena mañana, cuando aún estaban cerradas, en forma de capullo, y las salteábamos como si de una buena pieza de ternera se tratase. Las acompañábamos con bacalao.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *